ARTÍCULOS TÉCNICOS DE UNIVERSO SNIPER AIRSOFT

 

 

 

 

 

 

 

Cargadores de airsoft

por House, El taller de House

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Intro
Cuando cae en mis manos un armatoste complejo y bien diseñado como una réplica de airsoft, me gusta elucubrar sobre cómo fue el proceso de diseño y creación del mismo. ¿Qué imaginó el primer individuo que se lanzó a idear, diseñar y fabricar una AEG?  Con toda probabilidad el punto al que se ha llegado hoy en día supera con creces los primeros sueños de aquel señor. También supongo que, al plantearse el diseño, decidió que lo ideal sería que el cargador se pudiese quitar y poner, y que fuese el reservorio y alimentador de munición, igual que en las armas reales. Me imagino su emoción al pensar en el juego llevando varios cargadores en un chaleco táctico, y teniendo que cambiar de cuando en cuando. Algo parecido a lo que sentí yo la primera vez que supe que eso funcionaba así en las AEG´s (Siempre hay un primer momento para todo). También supongo que, antes o después, se encontraría con el gran dilema de los cargadores de AEG: ¿Cuántas bolas podemos/debemos meter aquí dentro?


Este dilema, tal y como se han desarrollado las cosas, se ha terminado solventando del modo más democrático que cabía imaginar: Hoy en día existen varios tipos de cargadores de diversas capacidades. Tras comprarnos una réplica, debemos enfrentarnos a la elección del tipo de cargador que deseamos usar.

FOTO001

Con idea de iluminar un poco el camino, hoy hablaremos sobre tipos de cargadores de AEG. No nos quedaremos en la definición y características de cada tipo. Vamos a intentar ofreceros el máximo de información posible sobre cómo funcionan y en qué pueden fallar. De este modo no solo os ayudaremos con el proceso de elección, sino que os ayudaremos a entenderlos, y cuidarlos.

He decidido organizar el artículo del siguiente modo: Primero hablaremos de generalidades y definiciones. Después nos dedicaremos a destripar algunos cargadores y ver cómo funcionan por dentro. Como no hay demasiadas formas de diseñar un cargador, esta información os será útil aunque vuestro tipo o marca de cargador no sea exactamente la que destripemos aquí. Sirvan estas líneas para quitar miedos, mostraros lo que os podéis encontrar, y ayudaros a analizar y comprender el mecanismo de vuestros cargadores.

GENERALIDADES

Existen básicamente 3 tipos de cargadores en Airsoft:
-
RealCap (o LowCap): Cargadores de capacidad real, o de baja capacidad: Son, por definición, los que albergan un número de bolas igual al número de balas que cabrían en el modelo real de ese cargador. Oscilan entre 20 y 40 bolas, según el modelo. En este tipo de cargadores, las bolas van alojadas en un carril y empujadas por un muelle, como ocurre en los cargadores de pistola. 

-Midcap: Cargadores de capacidad media. Se definen por emplear el mismo sistema que los realcap: Carril, muelle, bolas. En estos el carril es más largo (haciendo una figura espiroidea dentro del cargador) y admite más bolas. El número de bolas que caben oscila entre 70 y 190, según modelo y marca. La mayoría de los modelos rondan las 90 -130 BB´s.

-HiCap: Cargadores de alta capacidad. Albergan un número de bolas que supera las 200. Por orientar, diremos que en los Hi-cap estándar de M4/M16 caben unas 400 bolas, en el modelo "shorty" de Vietnam caben unas 200, y en los Hi-Cap estándar de AK47 caben habitualmente unas 600 bolas. Luego están los drums y los cargadores de ametralladoras ligeras, con capacidades aún mayores. Los hi-cap funcionan de un modo peculiar. Las tripas del cargador están divididas en un tanque de bolas, y un mecanismo parecido al de un reloj de cuerda que las va introduciendo en el carril alimentador. Cada X tiros hay que "dar cuerda" al cargador haciendo girar una rueda que asoma por la parte inferior del mismo.

¿Cómo elegir? Analicemos pro´s y contras:

-HiCap Pro´s: Ventaja táctica: No se tarda tanto en dar cuerda al cargador como en cambiarlo por otro. Comodidad: Mucha munición en poco espacio. Se podría jugar una partida con un solo cargador.

-HiCap Contras: Desventaja táctica: las bolas van sueltas en su tanque, con lo que, al moverse, se produce un sonido muy similar al que hace un sonajero. Delata nuestra posición y movimientos. Muy poco realista: Muchos opinamos que tener que cambiar de cargador es parte de la gracia de una réplica.

-RealCap: Pro´s: Muy realista. Ventaja táctica: No producen "efecto sonajero", por lo que no delatan nuestra posición y movimientos.

-RealCap: Contra´s: Desventaja táctica importante: Si no nos encontramos en una partida MilSim con restricción de munición en cargadores, nos vamos a encontrar con que prácticamente todo el mundo va a llevar por lo menos el triple de munición que nosotros. Es discutible si el realismo de este tipo de cargadores es excesivo, dado que existen notables diferencias de precisión y alcance entre una bala real y una bola de airsoft. Por este motivo hay debate abierto sobre si llevar 30 bolas por cargador es realmente tan realista.

-
MidCap: Pro´s: También realista. Ventaja táctica: Tampoco producen "efecto sonajero", por lo que no delatan nuestra posición y movimientos. Por otro lado, nada nos impide meter solo 30 bolas en un cargador en el que caben 120, por lo que pueden usarse como midcaps y como realcaps. No nos ofrecen gran desventaja táctica frente a un oponente que use hicap.
-Contras: Algunos modelos tienden a atascarse. No es una característica sino un defectillo de diseño de algunas marcas, y tiene solución como veremos más adelante.

Conclusión: La conclusión es personal. Por si sirve de orientación, daré la mia: Un hicap puede venir bien para poder estrenar una réplica antes de haber decidido qué tipo de cargadores comprarle (Por eso la mayoría de las réplicas viene de fábrica con un hicap). Se puede jugar una partida con un solo cargador. Mis preferidos son sin lugar a dudas los MidCap, por versatilidad, y realismo variable al gusto.

ANÁLISIS:

HI CAP

Tomaremos como ejemplo un cargador Hi-cap de AK47 marca Classic Army. Primero, desmontemoslo. Aqui tenemos la parte superior del cargador, con la boca de su carril de alimentación, y la tapa del tanque de bolas.

FOTO002

    En la parte inferior se aprecia la presencia de la rueda para darle cuerda al cargador. Solo se puede girar en un sentido.

FOTO003

    Para desmontarlo, primero debemos retirar el pin señalado con una flecha en la siguiente foto. Para ello podemos iniciar la maniobra con un punzón y un martillo, y terminar de sacarlo por el otro lado empleando unos alicates. Al retirar el pin, se desprende la pieza que conforma el enganche anterior del cargador con el cuerpo del fusil.

FOTO004

    Después deslizamos la estructura interna del cargador por la parte superior del mismo, y saldrá enteramente sin dificultad. Como podemos apreciar, en este modelo concreto de cargador el tanque de bolas aparece como una ventana abierta en la estructura interna, de modo que sus paredes laterales son las propias paredes de la carcasa de metal, cuando está montado.

FOTO005

    Quitamos los 6 tornillos de cierre para poder abrirlo.

FOTO006

    También hará falta retirar este anillo de sujeción.

FOTO007

    Y ya podemos abrirlo, para descubrir su mecanismo. Analicemos por partes lo que se aprecia en esta foto, y explicaremos las funciones de cada elemento.

FOTO008

    Para aclararnos, cogeremos este panel, que es el que tiene el mecanismo más importante.

FOTO009

    Dividamoslo en las siguientes secciones:

FOTO010

    El TANQUE almacena gran cantidad de bolas. Cuando el cargador está en posición vertical, las bolas caen hacia el EMBUDO, donde pasan a una zona más estrecha, y se organizan "en capa de a uno". Es decir: en una única capa de bolas. De ahí pasan a la RUEDA, que las va arrastrando de dos en dos por todo su perímetro hasta empujarlas por el CARRIL DE ALIMENTACIÓN.

    En la zona del embudo se pueden producir atascos. Para evitarlo, existe un mecanismo situado en el otro panel. Consiste en un disco con bultitos, que gira acompañando a la rueda. Esto hace un efecto de trillado que va removiendo las bolas que pasan al embudo para evitar que se encajen y atasquen.

FOTO011

    El disco dentado que apreciamos en la siguiente foto, y que va acoplado a la rueda, es el que transmite el movimiento al disco de trillado.
FOTO012

    La siguiente foto resume el funcionamiento del sistema de alimentación: La rueda.

FOTO013

    El muelle de esta siguiente foto es el mecanismo "antireversa".

FOTO014

    Veamos la secuencia de la alimentación inicial de las bolas, hasta llenar el carril de alimentación. Para empezar, el cargador debe estar en posición vertical con la rueda abajo. Si lo intentamos alimentar estando "cabeza abajo", las bolas se quedan en el tanque y la rueda giraría en vacío, como muestra esta foto.

FOTO015

    Una vez puesto en su correcta posición, cabeza arriba, giramos la rueda, y esto es lo que sucede:

FOTO016

    Cuando el carril de alimentación está lleno, la cosa queda del siguiente modo. Nótese la "monocapa" de bolas en la zona del embudo, y la rueda y el carril rellenos. En este momento, si seguimos girando la rueda, no moveremos bolas. Lo que haremos será acumular tensión en el muelle espiral para que la corona siga alimentando bolas a medida que estas vayan pasando a la cámara de hop. Cuanto más rato nos hayamos pasado dándole cuerda, más autonomía tendrá y menos veces tendremos que pararnos a darle cuerda.

FOTO017

    Cuando el cargador no está colocado en la réplica, este es el sistema de freno que hace que las bolas no se salgan del carril de alimentación. Este es un mecanismo común a todos los cargadores de airsoft. Está diseñado a modo de "puerta" que se abre cuando colocamos el cargador en la réplica. Veamos cómo funciona.

FOTO018

    Al colocar el cargador, el tubo de admisión de la cámara de hop hace presión sobre el cierre, retirándolo y permitiendo el paso de las bolas a la cámara.

FOTO019

FOTO020

    Consejos sobre seguridad: Puede parecer una tontería, pero es importante saber vaciar del todo un cargador Hi-Cap, ya que pueden resultar engañosos si no se les conoce bien, y pueden darnos un susto en casa si se nos ocurre juguetear con la réplica pensando que el cargador está vacío.
    Primer paso: Vaciar el tanque. Abrir tapa del mismo, colocar cargador boca abajo, dejar caer las bolas, y cuando ya no caigan más, agitar el cargador o incluso darle unas palmaditas. El tanque de bolas tiene recovecos donde pueden quedar atrapadas bolas que no salgan a la primera. Una vez nos hayamos asegurado de que el tanque esté vacío, aún queda vaciar las bolas que hayan podido quedar en el carril de alimentación, y en la rueda.

FOTO021

FOTO022

    Para eso, colocar el cargador boca abajo, y accionar el mecanismo de apertura manual del carril de alimentación con la uña.

FOTO023

    Una vez vacío el carril de alimentación, puede darnos la impresión de que está todo hecho, pero NO!! Quedan estas bolas atrapadas en la rueda!

FOTO024

    Y estas son las bolas peligrosas, ya que al estar atrapadas ahi, no se mueven y no hacen demasiado ruido. Nos puede dar la impresión de que el cargador está vacío. Si posteriormente manipulamos la rueda, pueden pasar al carril de alimentación. Evidentemente, tan poquitas bolas no van a llegar hasta la salida del carril si el cargador está en posición vertical. Pero si tenemos la réplica tirada en el sofá del salón, o la estamos manipulando, limpiando, flipando con ella, podemos darle la vuelta y causar que alguna bola ruede por el carril de alimentación y se cuele en la cámara de hop. Allí se puede quedar atrapada, y dispararse si se nos ocurre pegar un tiro dentro de casa, con lo que podría peligrar el ojo de nuestra suegra o la reproducción del Guernica.

    Hay dos modos para sacar esas bolas de ahi. Yo recomiendo usar ambos (La seguridad ante todo). El primero es agitar vigorosamente el cargador boca abajo con la tapa del tanque abierta. La segunda es hacer girar la rueda con el cargador boca abajo, para que las bolas allí atrapadas caigan al carril de alimentación, y luego poder sacarlas abriéndoles el cierre manualmente.

    Posibles problemas: A no ser que se rompa alguna pieza, los cargadores Hi-Cap no tienen tendencia a atascarse ni dar problemas. La verdad es que aún no he visto uno romperse. También es verdad que tanto yo como mi entorno habitual de juego, los usamos muy poco.


MID CAP

 
   Generalidades sobre funcionamiento de los MidCap:

    Para entender cómo funcionan estos bichos, antes necesitaremos aclarar un concepto. El concepto de single/double stack. Como siempre, vamos a quedarnos con los términos ingleses, ya que parece lo más provechoso de memorizar, para luego poder entender la información que encontremos en internet.
    El concepto de single y double stack viene de las armas reales. Existen dos modos de almacenar balas en un cargador y que puedan ser empujadas por un muelle para alimentar el arma.
        -Single stack: en el que las balas están puestas en fila una sobre otra.
        -
Double stack: Colocadas en zigzag formando dos filas entrelazadas.

FOTO025

    En los cargadores MidCap de airsoft también se emplean estos dos métodos de almacenamiento para las bolas, como veremos a continuación.
    El mecanismo de los cargadores MidCap es mucho más sencillo que el de los HiCap. Básicamente consisten en un carril de alimentación largo con un muelle. Las bolas se organizan en el carril de alimentación en single stack o en double stack, dependiendo del modelo y la marca.
    ¿Cual de las dos opciones es mejor? Analicemos este punto.

    Pro´s y contras de un single stack:

FOTO026

    Pro´s y contras de un double stack:

FOTO027

        Los atascos de los MidCap. Análisis.

    La anchura del carril de un cargador MidCap double stack es otro factor importante a decidir cuando se pone uno a diseñarlo. En el siguiente esquema podemos observar cómo variarían las características del cargador según la anchura de dicho carril:

FOTO028

    Los fabricantes son conscientes de que un cargador MidCap se venderá mejor cuantas más bolas sea capaz de albergar. Por esa razón, la enorme mayoría están fabricados con una anchura de carril parecida a la del extremo derecho del esquema que acabamos de ver. O sea, que hay cierto riesgo de que se produzcan atascos.

    ¿Cómo se producen esos atascos?

    Como mencionamos antes, el atasco se produce cuando las bolas se acercan a la boca del carril de alimentación, y este se estrecha para que las bolas salgan de una en una. El punto en el que comienza ese embudo es el lugar crítico.
    En condiciones normales, con un cargador nuevo, no tiene por qué ocurrir. Pero todos los cargadores MidCap están hechos con dos paneles atornillados entre si. La tensión que ejercen las bolas contra las paredes del carril de alimentación tiende a separar ambos paneles. Si están bien atornillados, no hay problema. Pero con el tiempo, la tensión puede hacer que ceda un poquito la rosca de alguno de los tornillos que unen ambos paneles (Son roscas de plástico), y puede ocurrir que los paneles se separen un poquito, ensanchando el carril de alimentación unas micras. Esto es suficiente para que las bolas se atasquen, según muestra el siguiente dibujo:

FOTO029


 
MidCap DBoys M4 70 bolas.

    Este cargador está diseñado con un MidCap single stack. Como tal, solo es capaz de alojar 70 bolas. A cambio, es prácticamente imposible que se atasque.

    El desmontaje es sencillo: el interior se desprende de la carcasa por presión (tirando simplemente).

FOTO030

    Nótese el muelle de configuración cilíndrica, propio de un carril single stack.

FOTO031

    Si se ensucia, basta con abrirlo como acabamos de mostrar, retirar el muelle, limpiar bien el carril con un pañito, y volver a montarlo. Algunos fabricantes recomiendan dar con aceite de silicona en el carril. En este caso da igual, pero en los cargadores que son double stack, yo no lo recomiendo. Me parece más importante que esté limpio, y si nos pasamos con el aceite, ello causaría que las paredes del carril adquiriesen un pelín de adherencia junto con la lubricación, y eso podría facilitar que se atascasen las bolas. Con que esté bien limpio, basta y sobra para que funcione bien.

FOTO032

    Para cerrarlo, recomiendo el siguiente sistema: Colocar el muelle en el carril, sin presión: Dejando que asome por la boca del cargador el muelle sobrante, como se aprecia en las siguientes fotos.

FOTO033

FOTO034

    Atornillamos los tornillos de la base del cargador (solo esos por el momento, y sin apretarlos a tope.

FOTO035

    Luego introducimos el muelle...

FOTO036

    Hasta que quede metido del todo.

FOTO037

    Colocamos el resto de tornillos, y ya podemos introducir el mecanismo en la carcasa. Las dos aletas laterales que podemos apreciar en la siguiente foto son las que sujetan el interior del cargador a la carcasa metálica. Introdúzcase como muestran las siguientes fotos.

FOTO038

FOTO039-2

FOTO040  
Midcap Marui M16VN 80 bolas

    Cardador MidCap double stack. Caben 80 bolas. No es mucho siendo double stack, pero tengamos en cuenta el reducido tamaño del cargador.

    Desmontemoslo: Retirando el tornillo Allen de la base del cargador, los "internals" saldrán sin dificultad de la carcasa.

FOTO041

    La siguiente foto ilustra la cantidad de suciedad que puede entrar en el interior de un cargador solamente con meterlo y sacarlo de su Pouch (nótese que es polvo compuesto sobre todo de fibras, muy sugestivas de provenir del pouch).

FOTO042

    Una vez limpito, fijémonos en la cantidad y disposición de los tornillos. ¿7 tornillos para un cargador tan pequeño? Sí. Marui hace las cosas bien. Todo el recorrido del carril está bien sujeto por la disposición de los tornillos. ¿Será por esto que los cargadores Marui prácticamente no se atascan? Con toda probabilidad, sí.

FOTO043

    Esta pieza es la guia del muelle. Este sistema nos permite montar y atornillar los dos paneles del cargador en vacío (sin el muelle dentro haciendo de las suyas), y colocar el muelle a posteriori sin que dé problemas. Comodísimo. Para abrirlo podemos sacarlo antes, o dejar que salte al separar ambos paneles. Da igual. La verdadera utilidad se aprecia al volver a montarlo.

FOTO044

FOTO045

FOTO046

FOTO047

    En esta siguiente foto, con el carril a la vista, se aprecia mucho mejor la buena disposición de los tornillos. La porción de carril más próxima a la boca del cargador es la más susceptible a la tensión, y la que tiene el sistema de embudo justo al final: El punto crítico de los atascos. La presencia de ese último tornillo tan cerca del carril afianza todo el sistema muy correctamente. Sería difícil que este cargador se atascase, a pesar de ser un double stack.

FOTO048

    En las siguientes fotos se puede apreciar la rampita que forma el sitema de embudo que convierte la doble hilera de bolas de un double stack en una hilera simple para la alimentación de la réplica.

FOTO049

FOTO050

    Para volver a montarlo, primero juntamos los paneles, atornillamos, y después se introduce todo el muelle en su carril.

FOTO051

 
Midcap G&P M4-M16 130 bolas

    Cargador MicCap double stack. Desmontémoslo. El sistema de anclaje de los "internals" es el mismo que para el Marui: Tornillo Allen en la base del cargador. Se retira, y sale todo.

FOTO052

    Como podemos observar, este G&P tiene un diseño más optimista que el Marui. Deja que un solo tornillo soporte la tensión que ejercen las bolas sobre las paredes del carril.

FOTO053

    De hecho, si quitamos ese tornillo el primero, con los demás aún apretados, ya podemos observar que los paneles se separan un pelín en la zona del carril de alimentación (Flecha blanca en la siguiente foto). En este caso, simplemente con la tensión del muelle en situación de "reposo" (sin bolas). La cabeza del muelle ejerce un poco de presión sobre la zona embudo del carril, y eso tiede a separar los paneles. Con menos de esa separación, ya podrían producirse atascos.

FOTO054

    En esta próxima foto hay varias cosas interesantes a señalar. La primera: Este es otro sistema para no tener que cerrar los paneles con el muelle dentro (lo cual resulta casi imposible). El funcionamiento se intuye perfectamente al ver las fotos. Igual que en el Marui, es para que podamos montar el cargador sin el muelle, e introducir este después. También podemos aprecias pequeñas partículas plásticas que han salido de la rosca al desatornillar. Esto es un signo que nos indica que la rosca ha sufrido ya algo. Por otro lado, se aprecia aún más la separación entre paneles en la zona del carril, y más aún en el capuchón que contiene la zona embudo. Nótese que todos los demás tornillos del cargador siguen puestos y apretados.

FOTO055

    Así se mete y se saca el muelle con el cargador montado.

FOTO056

    Más partículas plásticas alrededor de todas las roscas de los tornillos. El tiempo, la tensión, y los sucesivos desmontajes deterioran las roscas de plástico.

FOTO057

    Este es el capuchón, con su sistema de freno de las bolas y sus rampas que forman el embudo.

FOTO058

    Y así se monta:

FOTO059

FOTO060

FOTO061

FOTO062

    En estas fotos podemos ver cómo queda la zona embudo por dentro cuando los dos paneles están montados.

FOTO063-2

FOTO064

    Esto nos permite intuir el mecanismo por el cual se produce parte de la presión que tiende a separar los paneles. Simplemente con introducir la cabeza de muelle en el embudo y ejercer un poco de presión, se separan.

FOTO065

FOTO066

    Como conclusión, se deduce que para evitar los atascos o el deterioro de este cargador, convendría reforzar de algún modo la unión de ambos paneles. Para ello podemos usar cinta adhesiva aplicada con cierta presión. En el caso de la foto usé cinta aislante, que tiene el defecto de ser ligeramente elástica. Lo ideal sería emplear cinta no elástica como pueden ser la cinta americana o el esparadrapo de tela.

FOTO067
 
Midcap Mag M4-M16 190 bolas

    Último cargador que analizamos. Este más como curiosidad que otra cosa. ¿Cómo es posible que los señores de Mag hayan construido un MidCap de 190 bolas? ¿Qué han hecho? ¿Un triple-stack? He aqui la respuesta. Abrámoslo:

FOTO068

    Se trata de un MidCap double stack con un carril en espiral llamativamente largo. Tanto, que han acoplado dos muelles de midcap unidos para abarcar todo el trayecto del carril. Tiene una ventana para la inserción del muelle con los paneles atornillados (Un alivio, porque si no...). En esta próxima foto se observa que la disposición de los tornillos es más optimista aún que en el caso del G&P. En la zona del trayecto final del carril no hay ni un solo tornillo cerca!!  Solo con este dato, este cargador ya huele a atascos frecuentes. Yo recomendaría emplear el truco de la cinta americana incluso profilácticamente (antes de que empiece a dar problemas).

FOTO069

    Observad la impresionante longitud del muelle.

FOTO070

    Y la impresionante longitud del carril. Por eso no había tornillos en la zona problema: Porque literalmente NO CABEN.

FOTO071

    Volvemos a montar el cargador. Lo cerramos, y después introducimos el muelle por el ventanuco.

FOTO072

FOTO073

    Hasta aqui llegamos con el análisis de los tipos de cargadores de AEG. Espero que la información proporcionada os sea útil. Nos vemos en el próximo artículo! ;)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo por: por House, EL taller de House