ARTÍCULOS TÉCNICOS DE UNIVERSO SNIPER AIRSOFT

 

 

 

 

 

 

 

KWC Desert Eagle

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con muy poca diferencia de tiempo, KWC nos sorprende de nuevo con otro modelo de CO2 de excelente calidad y acabado. Ésta vez, se trata de una pistola de gran tamaño y calibre fabricada por Israeli Military Industries, o IMI: se trata de la archiconocida Desert Eagle, que ha sido en los últimos años el bique insignia de éste fabricante en España, tanto por sus modelos en muelle y en gas blow back. Pasemos a verla sin dilación:

El embalaje es de muy buena calidad, y correspondiente a su acabado. Es una maleta que viene completamente acolchada, y con las herramientas completas para trabajar con ella: herramienta cargador para las bolas, manual, útiles de limpieza y mantenimiento, etc.
El cargador de munición, al igual que en el modelo de la SIGMA, sobresale por la parte inferior del pistolete, dándole ya de por sí un acabado más apabullante.

Haciéndola funcionar

Simplemente la alimentamos con su botellines de CO2, la cargamos de bolas, introducimos el cargador en el pistolete, amartillamos, y a disfrutar.

Para alimentar el arma, solo tenemos que coger el cargador, y desenroscar el tornillo que hace de tapa para introducir el botellín de CO2 de alimentación en su interior, girando la tapa a la derecha.
Éste es el espacio interior del botellín. En su parte superior está la válvula de admisión del anhídrido carbónico. No conviene apretar mucho la base del tornillo de regulación, ya que un sobre esfuerzo la puede llegar a deteriorar.
Los botellines de CO2, le dan una autonomía que ronda los 100 disparos, con lo que la economía está asegurada en cuanto a costes de precio de un solo disparo en comparación de las blow backs que usen los gases comunes que trabaja el airsoft actual.
El cargador de munición tiene una capacidad de 40 bolas, que van al tresbolillo, y es más que suficiente para tratarse de una sidearm, lo que es una gran ventaja, lo que hace que no tengas que llevar cargadores adicionales para más bolas.
El cargador de munición de de gran longitud, y en él se puede apreciar la marca de la base del pistolete, ya que el resto va asomado por el exterior del mismo.
La válvula trasera de corte es sólida y es la que se encarga de la salida del gas. Hay que empujarla bien fuerte para que se accione.
EL nozzle se puede ver desplazando la corredera del arma hacia detrás, y desplazando el capuchón de protección que está sobre él.

 

 

 

Disparando con ella

Después de haber probado la SIGMA, las comparaciones son odiosas, pero se porta igual que ella. La acción del blow back es tremenda de potente, y ahora viene lo mejor: en el selector de fuego, aparte del seguro y el modo de fuego, nos encontramos con modo de fuego automático, es decir: dispara a ráfagas. Ni que decir tiene que no hay manera de tener la réplica en perpendicular con el suelo debido al peso del arma, el retroceso del blow back, y al fortísimo tirón que tiene al disparar. Si haces con ella fuego sostenido, sin problemas mientras que tengas gas y bolas. En cuanto a alcance y precisión, está a la par de su hermana menor, la SIGMA.

 

En el crono se ha portado sin problemas, ya que todos los disparos y pruebas los cogió de primera. Entregó 455 FPS en el primer modelo que caté, y en el segundo que he estado probando, llegó a los 400 de media, con bolas de 0.20 de Marui. Evidentemente, las condiciones ambientales no eran las mismas, ya que se midieron en entornos de mucho calor éste verano, y las mediciones no son determinantes ni definitivas, probándose en modos de disparo semi y full auto, con ráfagas de 4 a 5 disparos.

Las inscripciones son claras y concisas sobre el origen de la réplica real.
Inscripciones del lado derecho de la réplica sobre la corredera.
Habitáculo del hop up, ajustable como en toda la linea.
Aquí se puede apreciar la goma, y un poco más adelante, el cañón interno.
Selector de fuego. Creo que no necesita explicaciones: S seguro, 1 modo semiautomático, y 40 modo full auto.
En la posición S del seguro, la marca está pintado con color rojo. Esta es el selector visto desde el lado derecho del cuerpo.
Otro detalle que me ha agradado mucho: en la parte superior del cañón exterior, se puede montar una óptica del tipo que se quiera, gracias a que ya viene preparada para tal punto.
El aspecto y acabado finales son magníficos. ¿Quien no se atreve a probarla?

Precios de la réplica

Gandía Wargames: 170 euros.

Airsoft La Mancha: 158 euros.

 

 

 

 

 

 

 

Artículo por: Sniper