ARTÍCULOS TÉCNICOS DE UNIVERSO SNIPER AIRSOFT

 

 

 

 

 

 

 

Manual de emboscadas

Por Panzer, Comunidad Airsoft Milsim

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Contenido
 
 *  1  Introducción
 *  2  Emboscadas  Defensivas
 *  3  Emboscadas  Ofensivas
 *  4  Reglas  de  Comportamiento  Generales
 *  5  Las  formaciones  para  emboscadas
 *  6  Núcleos  Urbanos
 
 Introducción
 
 En  este  texto  se  describen  las  bases  para  la  planificación  y  ejecución  de  emboscadas  por  grupos  de  infantería  del  tamaño  de  un  pelotón.
 
 Básicamente  puede  definirse  a  las  emboscadas  como  acciones  militares  puntuales  en  las  que  una  fuerza  se  desplaza  sin  ser  detectada  hasta  una  posición  favorable  y  ataca  por  sorpresa  a  otra  fuerza  enemiga  que  entra  dentro  de  su  zona  mortal,  abandonando  la  zona  luego  de  la  emboscada.
 
 De  esta  definición  se  deduce  que  cualquier  emboscada  se  compone  de  tres  fases:
 
 1.  Despliegue:  Consiste  en  el  desplazamiento  de  la  fuerza  que  montará  la  emboscada  desde  territorio  seguro  hasta  la  zona  escogida  para  el  ataque.
 
 Este  desplazamiento  debe  hacerse  siempre  sin  ser  detectados  por  fuerzas  hostiles,  ya  que  el  éxito  de  la  emboscada  radica  en  mantener  el  factor  sorpresa  hasta  el  momento  mismo  del  ataque.  Los  medios  de  inserción  y  despliegue  dependen  de  factores  tales  como  el  terreno,  la  cercanía  de  fuerzas  propias,  aliadas  o  enemigas  y  los  medios  disponibles  para  el  transporte.
 
 El  tiempo  suele  ser  un  factor  crucial  ya  que  las  emboscadas  se  preparan  para  atacar  tropas  enemigas  en  movimiento,  por  lo  tanto  hay  que  hacer  siempre  un  balance  entre  velocidad  de  movimiento  y  capacidad  de  permanecer  indetectados.  Hay  medios  de  inserción  que  garantizan  velocidad,  pero  si  no  pueden  garantizar  también  el  factor  sorpresa  deben  ser  descartados.
 
 Si  se  sospecha  que  el  enemigo  tiene  conocimiento  de  la  presencia  de  la  fuerza  de  emboscada  la  operación  debe  abortarse  ya  que  es  impensable  que  pueda  montarse  una  emboscada  mientras  fuerzas  enemigas  rastrillan  la  zona.
 
 2.  Ejecución:  Esta  fase  comienza  cuando  acaba  el  despliegue  o  inserción  y  consiste  en  distribuir  al  personal  en  sus  puestos,  desplegar  los  medios  auxiliares  (explosivos,  minas,  obstáculos,  señuelos,  etc.),  delimitar  la  "zona  mortal",  aguardar  a  que  el  enemigo  se  encuentre  en  la  posición  adecuada  y,  finalmente,  iniciar  el  ataque.
 
 Existen  tres  tipos  de  distribución  estándar  para  el  personal  de  emboscada  que  se  explican  más  adelante  así  como  la  utilización  de  medios  auxiliares,  esa  distribución  delimitará  la  "zona  mortal".
 
 Hay  que  tener  en  cuenta  que  dicha  zona  es  donde  se  concentrará  el  grueso  del  poder  de  fuego  del  pelotón  y,  por  lo  tanto,  es  una  zona  en  la  que  no  debe  existir  personal  aliado  durante  la  emboscada.
 
 3.  Repliegue:  Se  trata  de  la  retirada  de  la  fuerza  de  emboscada  hasta  una  zona  segura,  un  punto  de  reunión  intermedio  o  un  punto  de  extracción,  lejos  de  la  acción  de  un  contraataque  enemigo.
 
 En  esta  etapa  el  permanecer  indetectado  no  es  una  prioridad,  aunque  puede  representar  una  ventaja  si  se  logra.
 
 El  tiempo  es  el  factor  clave  a  tomar  en  cuenta  durante  esta  etapa,  ya  que  si  el  pelotón  de  emboscada  abandona  rápidamente  la  zona  del  ataque  podrá  evitar  enfrentamientos  con  refuerzos  enemigos  o  “supervivientes”  de  la  emboscada.
 
 Todas  las  emboscadas  cuentan  con  esas  tres  fases  que  deben  ser  planificadas  en  conjunto  antes  de  que  el  pelotón  entre  en  acción.
 
 Según  el  espacio  geográfico  en  que  se  desarrollará  la  emboscada  y  la  cercanía  de  tropas  aliadas,  propias  o  enemigas  se  pueden  distinguir  dos  grandes  grupos  en  los  que  variarán  los  conceptos  a  manejar  para  las  tres  fases  anteriormente  citadas.
 Emboscadas  Defensivas
 
 Son  las  que  se  realizan  en  territorio  controlado  por  fuerzas  propias  o  aliadas,  lejos  de  los  refuerzos  enemigos  o  cuando  la  posibilidad  de  respuesta  enemiga  está  limitada.
 
 Los  objetivos  de  este  tipo  de  emboscadas  suelen  ser:
 
 *  Mantener  el  control  territorial  evitando  el  ingreso  de  las  tropas  enemigas.
 
 *  Capturar  medios  del  enemigo,  bien  sean  vehículos,  suministros,  personal,  o  información  valiosa.
 
 *  Forzar  al  enemigo  a  desplazar  medios  desde  la  línea  de  frente  hacia  el  punto  de  emboscada,  debilitando  su  presencia  en  otras  zonas  sensibles.  O  forzarle  a  movilizar  fuerzas  de  reserva  para  cubrir  las  bajas  generadas  por  la  emboscada.
 
 *  Forzar  al  enemigo  a  abandonar  sus  líneas  enviando  refuerzos  a  sus  fuerzas  emboscadas,  debiendo  penetrar  para  ello  en  territorio  controlado  y  defendido  por  las  fuerzas  propias,  generando  de  esta  manera  más  pérdidas  indirectas  al  enemigo.
 
 En  una  emboscada  defensiva  las  fases  de  despliegue  y  repliegue  suelen  ser  relativamente  fáciles,  mientras  que  la  etapa  de  ejecución  será  bastante  más  dura  y  compleja  ya  que  se  emboscará  a  una  fuerza  de  ataque  preparada  para  ingresar  en  territorio  hostil.
 
 Es  de  esperarse  que  esa  fuerza  enemiga  esté  preparada  para  trabar  combate  en  forma  inmediata,  eso  significa  que  su  infantería  puede  ir  andando  a  pie  detrás  de  sus  vehículos  y  sus  tripulaciones  andarán  a  cubierto.
 
 Una  emboscada  defensiva  suele  acabar  con  la  eliminación  total  de  la  fuerza  invasora,  si  hiciera  falta  se  podría  perseguir  a  los  supervivientes  hasta  las  últimas  consecuencias  mientras  se  mantenga  el  control  del  terreno.
 
 Una  posibilidad  para  evitar  que  los  "supervivientes"  de  la  emboscada  puedan  escapar  es  destacar  un  binomio  “tapón”  que  se  mantendrá  alejado  de  la  fuerza  principal  de  emboscada  (aunque  en  contacto  visual  con  esta)  vigilando  la  retaguardia  del  enemigo  cuando  éste  ingrese  en  la  “zona  mortal”.
 
 Este  binomio  tapón  estará  conformado  por  el  TE  del  pelotón  y  un  fusilero  que  se  mantendrán  a  la  distancia  adecuada  para  que  el  TE  pueda  sacar  partido  a  las  características  de  su  réplica,  además  este  binomio  puede  dar  aviso  de  la  cercanía  y  composición  de  la  fuerza  enemiga  antes  de  que  entre  a  la  “zona  mortal”.
 Emboscadas  Ofensivas
 
 Son  las  que  se  realizan  dentro  del  territorio  controlado  por  el  enemigo  y  lejos  de  otras  fuerzas  propias  o  aliadas.
 
 Las  etapas  de  despliegue  y  repliegue  deben  ser  cuidadosamente  planificadas  justamente  al  contrario  que  en  las  emboscadas  defensivas.
 
 Los  objetivos  de  este  tipo  de  emboscadas  suelen  ser:
 
 *  Interdicción,  dícese  del  ataque  preventivo  a  fuerzas  que  aún  no  han  entrado  en  combate  o  a  los  suministros  que  abastecen  a  las  fuerzas  enemigas.
 
 *  Eliminación  de  tropas  y  medios  antes  de  que  sean  desplegados  en  primera  línea.
 
 *  Forzar  al  enemigo  a  desplazar  tropas  de  primera  línea  o  reservas  para  realizar  tareas  de  seguridad  interna.
 
 *  Negarle  a  unidades  enemigas  específicas  el  acceso  a  insumos  de  reparación  y  mantenimiento,  suministros,  mermando  su  capacidad  de  respuesta  ante  un  inminente  ataque  aliado  o  como  parte  de  un  plan  de  hostigamiento.
 
 Las  fuerzas  enemigas  que  entran  a  la  "zona  mortal"  durante  una  emboscada  ofensiva  suelen  estar  relativamente  desprevenidas.
 
 A  pesar  de  que  capturar  suministros  es  más  fácil  en  una  emboscada  ofensiva  que  en  una  defensiva,  debe  considerarse  que  sin  una  fuerza  aliada  (o  información  veraz)  que  asegure  una  ruta  de  escape  hasta  un  punto  seguro,  la  misión  estará  condenada  al  fracaso.
 
 La  parte  más  delicada  suele  ser  el  repliegue  que  debe  hacerse  velozmente  para  garantizar  la  supervivencia  del  pelotón  de  ataque.
 
 Las  emboscadas  ofensivas  se  inscriben  en  las  tácticas  de  "Hit  &  Run".  Una  emboscada  en  la  que  todo  el  equipo  atacante  resulta  eliminado  no  puede  considerarse  un  éxito.
 
 A  fin  de  facilitar  el  repliegue  se  deben  marcar  puntos  de  reunión  intermedios  y  difundirlos  entre  todos  los  miembros  del  pelotón  antes  de  entrar  en  acción,  de  esa  forma  se  procedería  con  rapidez  si  fuera  necesario  dividir  el  pelotón  para  evadir  refuerzos  enemigos  que  lleguen  al  área  de  ejecución.
 
 Una  emboscada  ofensiva  puede  acabar  antes  de  la  eliminación  total  de  las  fuerzas  enemigas  que  se  encuentren  dentro  de  la  “zona  mortal”.  El  líder  de  pelotón  debe  considerar  ordenar  el  repliegue  tan  pronto  como  se  cumplan  los  objetivos  de  la  emboscada,  aún  cuando  queden  supervivientes.  De  esa  forma  ganará  preciosos  segundos  que  serán  decisivos  en  la  etapa  de  repliegue.
 
 La  utilización  de  un  binomio  “tapón”  solo  es  aconsejable  si  se  emplea  para  cubrir  la  retirada  del  grueso  del  pelotón,  ya  que  separar  ese  binomio  con  el  mismo  fin  que  en  una  emboscada  defensiva  lo  dejaría  lejos  de  sus  camaradas  y  de  las  rutas  de  repliegue,  en  alto  riesgo  de  encontrarse  con  los  refuerzos  enviados  por  el  enemigo  hacia  la  zona  de  la  emboscada.
 Reglas  de  Comportamiento  Generales
 
 Estas  reglas  son  de  aplicación  en  todos  los  tipos  de  emboscadas  y  en  cualquier  tipo  de  distribución  de  personal  durante  la  fase  de  ejecución.
 
 *  Antes  de  abrir  fuego,  todo  el  personal  atacante,  debe  procurarse  una  buena  cobertura  cercana  a  la  cual  desplazarse  inmediatamente  en  caso  de  que  el  enemigo  responda.
 
 Abrir  fuego  inclinado  detrás  de  un  árbol  o  arrodillado  tras  un  cambio  de  rasante  aseguran  que,  de  ser  necesario,  se  podría  pasar  a  una  posición  cubierta  en  fracciones  de  segundo.  Si  se  diera  el  caso  de  que  un  “soldado”  no  encontrara  una  cobertura  adecuada  antes  de  comenzar  a  disparar  deberá  comunicarlo  al  líder  y,  si  cuando  comience  el  tiroteo  aún  no  está  cubierto,  debe  limitarse  a  abrir  fuego  en  defensa  propia  para  no  atraer  sobre  sí  los  disparos  del  enemigo.
 
 *  Es  interesante  el  uso  de  minas  Claymore.  Ya  sean  accionadas  por  cable  como  por  control  remoto.
 
 *  Es  prácticamente  imposible  asignar  blancos  a  cada  soldado  de  los  que  participan  en  una  emboscada,  no  es  posible  hacerlo  con  precisión  durante  la  etapa  de  planificación  y  mucho  menos  cuando  el  ataque  se  está  realizando.  Por  lo  tanto  se  instruirá  a  los  soldados  para  que  empleen  ráfagas  automáticas  apuntando  ligeramente  a  cada  blanco  abatible.
 
 *  La  distancia  de  seguridad  en  combate  es  de  5  a  10  metros  entre  miembros  del  mismo  pelotón,  si  por  motivos  de  la  misión  fuera  necesario  posicionar  a  los  soldados  en  distancias  superiores  a  10  metros  se  debe  separar  al  pelotón  en  binomios  que  operen  dentro  del  contacto  visual  de,  al  menos,  otro  binomio  del  pelotón.
 
 Lo  ideal  es  crear  binomios  con  un  especialista  y  un  fusilero,  de  esa  forma  se  evita  que  el  enemigo  pueda  abatir  a  dos  especialistas  en  una  misma  acción.
 
 *  Los  especialistas  ametralladores  saben  que  para  sacar  el  máximo  rendimiento  a  su  réplica  deben  abrir  fuego  cuando  el  enemigo  se  encuentra  enfilado.
 
 Los  líderes  deben  facilitarles  a  los  ametralladores  la  posibilidad  de  apostarse  de  modo  que  la  trayectoria  de  sus  disparos  coincida  con  la  dirección  en  la  que  se  mueve  el  enemigo  o  tan  cerca  de  ella  como  sea  posible.
 
 *  Hasta  que  el  líder  de  pelotón  no  de  la  orden  de  abrir  fuego  nadie  disparará,  excepto  en  defensa  propia  y  solo  tras  haber  recibido  disparos  del  enemigo.
 
 Si  el  enemigo  descubriera  al  grupo  de  emboscada  antes  de  haber  penetrado  en  la  zona  mortal  significará  que  algo  falló  durante  la  etapa  de  distribución  del  personal.  El  líder  es  el  responsable  de  esa  y  todas  las  etapas  que  conforman  la  operación.
 
 La  orden  más  probable  (que  no  la  única)  que  puede  dar  el  líder  en  ese  momento  es  el  de  abortar  la  operación  y  retirarse  como  sea  posible  hasta  un  punto  de  encuentro  intermedio  o  hasta  una  zona  segura.
 
 *  El  lider  puede  dar  la  orden  de  abrir  fuego  verbalmente  a  todos  los  miembros  de  su  pelotón,  aunque  lo  más  normal  es  que  se  acuerde  previamente  una  señal  clara  y  única  para  empezar  a  abrir  fuego  y  una  condición  para  detenerse.
 
 Por  ejemplo:  la  detonación  de  una  mina,  una  larga  ráfaga  de  ametralladora,  etc.  suelen  servir  de  orden  de  abrir  fuego  debido  a  que  son  suficientemente  claras  y  difíciles  de  malinterpretar.  El  hecho  de  no  ver  más  enemigos  en  condiciones  de  combatir  dentro  de  la  zona  mortal  suele  servir  como  señal  para  dejar  de  disparar  y  se  tomará  como  tal  a  menos  de  que  se  especifique  otra  cosa  de  antemano.
 
 *  Si  el  líder  diera  la  orden  de  dejar  de  disparar,  ésta  no  debe  cumplirse  en  aquellos  casos  en  los  que  la  “vida”  de  un  soldado  aliado  corriera  peligro  inminente.
 
 El  líder  puede  ordenar  el  cese  el  fuego,  ya  que  desde  su  posición  no  es  capaz  de  observar  movimiento  enemigo  alguno  y  economizar  munición  es  una  prioridad,  pero  si  tras  la  orden  algún  miembro  de  su  pelotón  identificara  una  amenaza  debe  reportarla  de  inmediato  y  abrir  fuego  solo  si  representa  un  peligro  inminente.
 
 Las  formaciones  para  emboscadas
 
 Estos  esquemas  son  "jugadas  de  manual",  será  muy  difícil  encontrar  una  situación  en  la  que  se  pueda  aplicar  exactamente  el  esquema  que  se  muestra  aquí.
 
 Emboscada  en  Línea:  Esta  formación  es  muy  simple  y  aún  así  brinda  buenos  resultados.  Es  fácil  y  rápida  de  tender  ya  que  es  similar  a  una  "Línea  de  Tiradores".  Se  debe  utilizar  cuando  se  espera  que  la  formación  enemiga  a  emboscar  sea  una  columna.  Los  tiradores  pueden  estar  al  mismo  nivel  que  el  camino  o  ligeramente  elevados  con  respecto  a  este.  Los  ametralladores  quedan  en  cada  extremo  de  la  formación  para  que  sea  más  fácil  "enfilar"  los  objetivos.
 
 Emboscada  en  "L":  La  formación  en  "L"  permite  que  los  ametralladores  disparen  en  paralelo  a  la  línea  de  avance  del  enemigo  y  eso  hace  que  esta  formación  sea  especialmente  eficaz  contra  vehículos  de  transporte  y  grupos  de  infantería  a  pie.
 
 Emboscada  en  "V":  Indicada  para  atacar  enemigos  en  movimiento  que  no  necesariamente  avanzan  en  columna.  Hay  que  tener  mucho  cuidado  con  el  fuego  cruzado  entre  los  soldados  de  ambos  brazos  de  la  "V",  para  eso  hay  que  asegurarse  de  que  los  miembros  del  pelotón  están  apostados  por  encima  de  los  objetivos.
 
 Núcleos  urbanos
 
 
 Los  pueblos  y  ciudades  tienen  un  grave  problema  para  ser  empleados  como  escenario  de  emboscadas  porque  es  imposible  controlar  todos  los  sitios  en  los  que  puede  cubrirse  el  enemigo  una  vez  que  empieza  el  tiroteo,  a  menos  de  que  se  dispusiera  de  una  fuerza  suficientemente  numerosa  como  para  cubrir  todas  las  posibles  rutas  de  escape.
 
 Si  no  se  cubren  esas  rutas,  antes  o  después,  algún  enemigo  tendrá  posibilidad  de  salir  de  la  zona  mortal  y  aparecerá  por  el  sitio  menos  vigilado  a  dar  por  saco  a  los  atacantes.
 
 No  se  recomienda  la  instalación  de  una  emboscada  en  un  pueblo  cuando  se  cuenta  con  poco  personal,  se  requiere  de,  al  menos,  un  binomio  que  cubra  cada  posible  salida  de  la  “zona  mortal”.
 
 Un  problema  recurrente  en  este  tipo  de  emboscadas  es  el  fuego  cruzado,  para  evitarlo  hay  que  pensar  cuidadosamente  la  posición  de  cada  binomio.
 
 Hay  situaciones  puntuales  donde  una  emboscada  puede  realizarse  sin  que  se  aseguren  todas  las  rutas  de  escape  por  ejemplo  para  casos  de  eliminación  puntual  de  un  objetivo,  pero  no  para  la  eliminación  total  de  una  fuerza  enemiga.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo por: Panzer, Comunidad Airsoft Milsim