ARTÍCULOS TÉCNICOS DE UNIVERSO SNIPER AIRSOFT

 

 

 

 

 

 

 

La XDM de Marui

por Loco Iván

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intro
Aunque es un arma distribuida y comercializada en todo el mundo por Springfield Armoury, el diseño original proviene de Croacia, y es la evolución de la primera pistola producida en este país durante su guerra de independencia en los primeros 90, la PHP, una especie de hibrido entre la Beretta 92 y la Walther P38.  La PHP  fue sustituida en 1999 por la HS2000, la primera pistola reglamentaria de recién creado ejército croata, ya fabricada en polímero; mezclaba características de las pistolas Glock y las Sig Sauer, introduciendo también mejoras como el testigo externo de arma montada bajo las alzas traseras similar al de la Walther P99 y el seguro de empuñadura como las Colt 1911A1.

XDM_HS_2000

En USA aparecieron los primeros modelos importados en el año 2000, y al año siguiente Springfield Armory se convirtió en el único importador y distribuidor del arma. Con el tiempo introdujo algunas mejoras en el diseño (rail inferior para linternas y láser, correderas y empuñaduras mas ergonómicas) y comercializó sus propios modelos en calibres Sw40 y 45 ACP, así como versiones compact y subcompact.
Al igual que sucedió en su día con las Glock, se ha convertido en un arma muy apreciada por los que practican tiro deportivo o IPSC en USA, y aunque solo está en servicio en el ejército croata y se sigue fabricando allí, algunos cuerpos de policía americanos la han adoptado como arma reglamentaria.

xdm


LA REPLICA

La presentación, espectacular como de costumbre en Marui.



El embalaje en corcho negro no desmerece tampoco, viene todo a la vista y muy cuidado.



Una vez fuera de la caja podemos ver lo larga que es la empuñadura, apta para todo tipo de manos. Mas grande que una Glock y con un diseño algo menos sobrio, se nota que es muy sólida; está fabricada en ABS y acabada en un mate muy uniforme, bien equilibrada y sin sombra de holguras.

La empuñadura ergonómica con sus estrías para favorecer el agarre, y  los marcajes originales de XD mezclados con los de TM.



Los marcajes en ambos lados de la corredera.

 


Nótese que los marcajes originales están replicados en corredera, recámara y placa metálica en el rail inferior bajo el cañón, que al igual que el las Glock, tiene dos posiciones funcionando como seguro de disparo adicional.



Como todas las réplicas de Marui, viene con su numero de serie en la corredera y el cuerpo inferior.

 

Los puntos de mira, alzas fijas con el sistema de tres puntos, totalmente intuitivos.



Aquí podemos ver el conjunto del gatillo con el guardamonte similar al de la Sig P226, y la disposición de la manilla de desmontaje y el botón de retenida de la corredera, así como el gatillo doble tipo Glock pero algo mas amplio.



Sin olvidarnos del botón liberador del cargada ambidiestro y los rebajes ergonómicos en la zona del gatillo.



Aquí un detalle replicado del arma real, la pestaña testigo de bala en la recámara situada en la parte superior de la corredera en vez de su habitual ubicación en el lado izquierdo. No es operativa en la réplica, esto es, permanece igual cuando hay una bola en la recámara.



En cambio el pin testigo de pistola montada si que funciona. El mismo sistema de la Walther P99: al sobresalir está montada y cargada...



y cuando esta recogido la réplica esta disparada y sin munición.



Dispone de tres seguros: la placa metálica bajo el rail inferior, el gatillo doble y el seguro de empuñadura, este último del todo funcional y muy práctico.



El cargador, al igual que en el arma real, es totalmente cromado. Todo metálico menos los labios de sujeción de la bola y la base de ABS,  donde lleva también insertados los marcajes de Marui.

 

Además del ensanchamiento en la zona inferior para introducir las bolas, Marui ha ideado un ingenioso sistema para evitar atascos y sufrimiento innecesario del muelle que empuja las bolas, creando una pieza de plástico basculante, con lo que nos evitamos tener que colocar la última bola encabalgada en una dirección determinada.



Al igual que la PX4 Storm, lleva un juego de cachas traseras intercambiables para adaptar a todo tipo de manos.



Se cambian quitando un pasador en la base de la misma, siendo algo mas complejo que en la PX4 ero tampoco demasiado.



Para el desmontaje básico de la réplica, quitamos el cargador y giramos la palanca de la correera 90º, y se nos queda un poco adelantada, lista para su extracción.

Los tres elementos de la pistola tras su desmontaje básico.



Podemos ver los interiores mecánicos de cuerpo y corredera, de muy buena calidad como nos acostumbra Marui.



La rueda que regula el hop en la corredera.



Sacamos la guía del muelle y el canon sin dificultad.



Aquí podemos ver el perfecto enganche de la guía del muelle con el cuerpo del canon a la altura de la recámara.



Y por último, el conjunto del cañón con el detalle del marcaje en la recámara.



RENDIMIENTO

Lo mejor de toda réplica de Tokio Marui es su espectacular rendimiento, y en este modelo los resultados no dejan de sorprender...

Las pruebas de precisión como de costumbre se realizaron sobre una diana estándar a una distancia de tiro de 10 metros, usándose bolas biodegradables G&G de 0.20 y 0.25 y gas Cybergun de invierno, y tal como sale de la caja, esto es, sin tocar el hop.

Lo primero que enamora de esta pistola de tan extraño diseño es su brutal blowback, con un retroceso muy rápido y poderoso que da muy buenas sensaciones.
La capacidad de gas del cargador da para 63 disparos, y puesto que admite 26 bolas con una carga de gas tenemos para disparar dos cargadores completos, esto es, las mismas ventajas que los cargadores de la P226 E2.

En cuanto al alcance efectivo, con 0.20 la bola alcanza los 25 metros de tiro tenso para empezar a subir a partir de esa distancia... Si, he dicho bien, a subir, en un día sin viento y sin tocar para nada el hop... Con 0.25, sin embargo, a los 20-25 metros de vuelo recto la bola empieza a caer, con lo que sería necesario un ajuste de hop.

Y las pruebas de precisión con 0.20, las bolas se desviaban ligeramente:



Con 0.25 se consiguen mejores agrupaciones, con lo que puede usarse a la perfección la misma munición en primaria y secundaria.



CONCLUSIONES

Estamos ante la última maravilla de Marui, que aúna las mejoras de seguridad del arma real con las mejoras introducidas con la réplica de la P226 E2, que gustará por igual a los fanáticos de las Glock y la Walther P99, y con un rendimiento increíblemente bueno como marca de la casa y sello de garantía de la empresa que prácticamente inventó el airsoft tal como lo conocemos hoy.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo por: Loco Iván