ARTÍCULOS TÉCNICOS DE UNIVERSO SNIPER AIRSOFT

 

 

 

 

 

 

 

El SCAR H de VFC

por Sniper

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Intro

Como es obvio, no voy a empezar otra vez con la historia del Scar, como hice en la review de la versión L de éste mismo fabricante, que ya publiqué en ésta misma web hace un tiempo, con lo que nos ahorramos éste paso, y directamente entramos en materia.

Se dice que tienes una crisis existencial en el airsoft, cuando no hay ningún modelo que pueda satisfacerte. El año pasado me ocurrió algo parecido, ya que no encontraba un rifle que me interesara después de tanto Colt como tengo en mi colección, y haber probado HK, algunos subfusiles, AKas modelos de gas, etc. Como buen aficionado de VFC, y con varios de ellos en la armería, empecé a echarle el ojo al FNH SCAR-H, al haberse desestimado el modelo L, y comencé mi proyecto de hacerme con uno.
En la actualidad, es SCAR es un modelo ampliamente popular fabricado por varias compañías como DBOYS, AGM, Classic Army, ARES, con su EGLM, y por descontado Vega Force Company/GB-Tech (VFC). De todas maneras, sólo tres de las mencionadas, CA, ARES, y VFC make hacen el modelo H. Como ya he tenido la oportunidad de tener el L de Classic Army, y antes que el de Ares, me tiro de cabeza por el de VFC, y habiendo conocido ya el modelo L, por calidad y acabados, decidí adquirirlo., así que pasemos sin más preámbulos a verlo in situ.


Como en el modelo Light, el SCAR-H trae de serie una maleta de plástico rígido específico para éste modelo, texturizada en color negro, con cuatro cierres metálicos de seguridad.
En el centro de la misma tenemos impreso el logo de VFC.
Como puedes ver al abrir la maleta, hay bastante espacio, pero no te preocupes, que está pensado para accesorios varios como el lanzagranadas EGLM. A mi se me ha quedado corto, ya, que incluyendo 4 cargadores mid caps, un grip para el rail delantero, el supresor sónico, y los protectores de espuma, todavía puedo oirlo bailar y moverse con la maleta cerrada, algo que no hace gracia con el precio que tiene el cacharro.
EL cargador de serie que trae el fusil, es un hicap de 500 bolas, acabado en color tan, y que le da su cuarto tono de color, entre el que le da la parte superior, parte inferior del cuerpo respectivamente, y el pistol grip.
EL cargador se rellena mediante la portezuela superior, y cebando la rueda inferior, como todos los otros modelos. El cargador es exclusivo para el VFC SCAR-H, lo que significa que los cargadores de CA y ARES de sus SCAR-H no servirán por no ser compatibles con el de VFC. Por suerte, hay cargadores de media capacidad de 160 bolas de VFC, lo que es un plus para jugadores de MILSIM o para aquellos de vosotros a los que no le hacen gracia el sonido de sonajero de los hicaps.
 
A VFC se la considera uno de los mejores fabricantes en elementos exteriores de su línea de AEGs y el SCAR-H no iba a ser una excepción. El cuerpo es impecable e imita el SCAR-H de FN al más mínimo detalle. He tenido la suerte de poder adquirir uno de los últimos modelos de 2010 que sí traen los marcajes de FN Herstal, pero a partir de 2011, estos se han perdido por un tema de patentes y royalties, ya que una conocida empresa de airsoft francesa se ha hecho con ellos, y no entendemos porqué VFC no los ha adquirido para poder seguir insertando los marcajes del fabricante original en sus modelos, como hacen otras como Marui o CA.
La culata, como la de su hermana menor, es de 6 posiciones, estando en ésta foto, en su posición recogida, para adaptarse a la anatomía del operador.
Mientras que hay unos pocos fabricantes de SCARs, VFC y ARES son los dos únicos fabricantes que manufacturan el modelo de Tercera Generación. Esto es fácilmente distinguible, ya que en el modelo de Segunda Generación, la culata del SCAR sólo se extiende en 3 posiciones, y la carrilera solo sube en dos posiciones, mientras que en el de Tercera Generación, la culata se abre hasta en seis posiciones, y la carrillera se sube en tres posiciones. A esto se suma que la carrillera es más aerodinámica y la culata es más curva en el de Tercera generación, para una mejor comodidad.
Como es característico en los modelos de SCAR de VFC, la culata no presenta cableado alguno, con un sistema de entrega de la energía eléctrica, mediante unos contactos aislados en las bisagras de la misma, que se adentran en el cuerpo. Así no hay manera de que los cables se puedan quedar atrapados (me acuerdo de mi modelo de SCAR CQC de CA), y aparte, la culata es completamente plegable, quedando de un tamaño muy manejable para entornos CQB o FIBUA.
Capítulo raileras: abundantes y variadas, en ambos lados del cuerpo las más cortas, para afustar linternas o apuntadores láser, la inferior, de tamaño medio para poder poner un grip que ayude a apuntar, y el superior, que recorre todo el cuerpo a lo largo, para permitir montar ópticas, todo ello en rail estándar de 21mm.
A diferencia de un fusil AR estándar, del que el SCAR tiene bastante en común, el SCAR es por requerimientos, completamente ambidextro, lo que quiere decir que puede ser usado por un diestro o un zurdo. El selector, botón de liberación del cargador, e incluso la palanca de carga puede ser fácilmente montada en el lado que más le convenga al operador.
 
Una de las desventajas de un M4 o un M16 estándar, es la longitud del rail superior para el montaje de accesorios como miras, puntos rojos, AN/PEQs, y similares. Así que cuando FN Herstal diseñó el sistema de railare superior, hicieron que ocupara todo el largo del cuerpo. VFC ha hecho una excelente copia con los suyos. Supuestamente el cuerpo superior está hecho de aluminio aeronáutico 6015 laminado; sin embargo, probarlo puede ser un verdadero desafío. Por lo que con sólo mirarlo, es muy parecido, con anodizado en color muy similar, aunque posiblemente se acerca a bronce coloreado en ciertas condiciones de iluminación.

La railera superior incluso está numerada para que la sustitución y montaje de accesorios sea más sencilla. Recomendaría cubrerailes en algunas zonas, ya que los bordes están algo afiladas.

A VFC se la considera una innovadora en rasgos, y este es posiblemente el más útil y "tácticomolón" de cualquier rifle. El SCAR hace que el cerrojo se quede trabado. Este puede ser una ventaja agradable tratando de ajustar el dial del hopup, esto y cuando accionas el liberador, el aluminio superior hace un estruendoso sonido metálico seco.
Nos fijamos ahora en el cañón: VFC ha elegido hacer la variante CQC, que a diferencia de la variante de SCAR-L, que viene de serie con los cañones exteriores del CQC y estándar, the SCAR-H comes with CQC barrel and a silencer, though it is not included in the US retail release.
Una de las innovaciones de la familia SCAR de VFC, es el que se incluya en el arma una herramienta alojada en el bloque de recuperación de gases. El uso principal de ésta herramienta es la del ajuste del dial del hopup, de una manera bastante cómoda. Incluso con guantes puestos, o con las manos desnudas, es muy difícil el acceder a la rueda de ajuste, por lo angosto de la ventanilla de expulsión. Con esta herramienta, es bastante fácil, ya que se encastra en los escalones del dial y facilita enormemente la taréa. La cara negativa, es que la herramienta se inserta en el hueco de la cámara de gases, y se te puede perder fácilmente mientras juegas. De hecho, ami ya me ha ocurrido. La solución pasaría por añadir un poco de cinta adhesiva o teflón para que el tetón de cierre haga la suficiente presión para que se mantenga en su sitio. El bloque de gases tiene un pequeño rodamiento con un muelle que encastran en el tetón antes mencionado, y si la pierdes... hay repuestos por suerte en War Game Club, por 18 dólares el conjunto completo.
Las miras mecánicas están fielmente reproducidas como el resto de partes externas. El SCAR-H presenta un conjunto de mira delantera y trasera y son convenientes si decides montar cualquier tipo de ópticas, ya que si fallan, puedes simplemente quitarla y usar las mecánicas como refuerzo (Backup Iron Sights, BUIS). No soy muy fan de las miras mecánicas tipo "palo", ya que en escenarios urbanos pueden llegar a ser un problema cuando apuntes en una situación de reacción rápida.
Vale, hasta ahora hemos visto todo lo externo. ¿Qué tal si le echamos un vistazo a las tripas? Después de todo, todas las partes externas no te van a ayudar si tienes una avería en el campo, ¿verdad?. Desafortunadamente, y debido al diseño de la culata, no hay demasiado espacio para la batería. Como todos los SCARs, el modelo SCAR-H de VFC, está conectado al cuerpo por contactos metálicos. Quita el pin de la cantonera, y saca ésta para poder tirar de los hilos de alimentación. ¿Lo ves?, no queda demasiado espacio para la batería. Mi batería mini de 9.6v y 1300mAh queda demasiado justa, y eso que hago juegos malabares con los cables, el portafusibles y la cantonera para poder cerrar todo el conjunto, y eso sacrificando el poder abrir o cerrar la culata en alguna de sus posiciones. Y eso contando con el que fusible es de tamaño pequeño. ¿Solución?, usar una batería Lipo de 7.2v y 1100 mA de 15C, de mucho menor tamaño en sí que la mini de 9.6, pero a costa de sacrificar algo de ROF, pero en semi va estupendo. Otra de mis quejas, es el tema del sistema del pin de retención en la guía del pin de la cantonera de la culata. La primera vez que lo desmontas, simplemente desaparece, y hace que tengas que estar atento al pin de la cantonera para que no te desaparezca en el campo de juego. Puedes probar a desencajar un poco la cantonera, moviéndola de izquierda a derecha o delante a atrás, para que el pin de la cantonera coja un poco de holgura y se quede asentado.
La AEG se desmonta de manera idéntica al modelo  a real del SCAR. Aflojas un poco los tres tornillos a los laterales del cuerpo superior, quita el pin delantero arriba del receptor, y ahora el cañón y conjunto de railera inferior se desliza hacia afuera, empuja la culata hacia abajo una vez doblada, tira de la palanca de carga hacia detrás, y sacarás el muelle de recuperación completo del cuerpo superior, y listos, ya tienes el SCAR desmontado, sea modelo de airsoft o real. ¿Te acuerdas antes cuando hablábamos de la herramienta de ajuste del hopup? Vale, también incluye la cabeza de destornillador torx que hace falta.
El conjunto del ensamble del cañón se desmonta de manera muy sencilla. Hay dos pequeños tornillos allen de 1.5mm a ambos lados del hopup. Aflójalos y podrás deslizar la cámara del hopup y el cañón interno hacia fuera. Como podrás observar, la cámara no es la estándar de M4, ya que en vez de eso, han montado una variantes específica para la familia SCAR de VFC. Ambos modelos, tanto el VFC SCAR-L como el SCAR-H comparten éste diseño, con lo que si se rompen o deterioran, estás de suerte, ya que hay repuestos (como siempre y como dije antes, en WGC). La goma es genérica de VFC, y le da un excelente alcance y precisión. El cañón es de muy buena calidad, con una longitud de 343mm en la variante CQC, y con un diámetro consistente de 6.04mm.
Para sacar el gearbox del cuerpo, es una historieta un poco difícil. VFC usa un modelo estándar de un V2 de gearbox, incluso en el modelo de SCAR-H. La ventaja principal desde luego es la disponibilidad de recambios. La cara oscura, es que algunas de las partes son específicas y tienen la debilidad inherente del diseño del gearbox V2. Para su extracción, aparte de sacar el pistolete, que incluye su culata, el motor y la tornillería del pistolete, el eje y tornillería del botón de extracción de cargadores, y para acabar desmontar los selectores de fuego. Cuidado de no perder ninguna de las partes.
Una vez extraido de la parte inferior del cuerpo, debe de quedarte así. En la parte trasera del gearbox, puedes ver los hilos de alimentación que terminan en los conectores que encastran en los terminales que hacen contacto con los pines eléctricos de la culata, y que se encargan de cerrar el circuito con la batería.
El receptor, del que hablaremos un poco más abajo, SOLO acepta los cargadores específicos de la casa VFC para éste modelo, con lo que no es compatible ni con los cargadores de Star, Classic Army o D-Boys.
Los internos del gearbox, como siempre y de la calidad a que nos tiene acostumbrados VFC. Pistón y tappet plate de policarbonato transparente, los engranajes con sus centradores de muelle, como en la serie HK416 de este mismo fabricante, el cilindro con un buen pulido, la estanqueidad pistón-cilndro-cabeza buena y un cableado de buena calidad. El engrasado, abundante y de buena consistencia.
Los elementos hablan por sí solos una vez separados y limpios, pero un par de cosas que no entenderé en un modelo con éste precio: después de ver la alta calidad de los componentes del gearbox, no entiendo como VFC sigue empeñándose en usar una guía de muelle de plástico sin rodamientos, cuando en mi opinión, hubiera sido mucho mejor usar una metálica con rodamientos para permitirle al muelle más libertad de movimientos, y la segunda que no me gusta, es la exagerada longitud del nozzle.
Y aquí el corazón de la bestia. Desgraciadamente, no entiendo el porqué del uso de un V2, cuando lo normal hubiera sido el usar un gearbox tipo como el que lleva el SR-25 por tamaño y calibre del modelo a imitar, cuando sitio hubiera habido de sobra. Imagino que la política de ahorro de costes impera, y por suerte, hay multitud de piezas de repuesto para éste modelo. La calidad de las valvas es cuestionable, ya que parecen ser piezas troqueladas por presión. y han usado algún tipo de aleación, con lo que por descontado, desaconsejo el uso de muelles muy tochos para evitar roturas por sobrepresión.


El muelle tiene buena pinta, y de buena calidad, pero para el espesor de espira y el tamaño en longitud del mismo, las pruebas iniciales de medida en crono, tuve que echarme las manos a la cabeza, con unos resultados muy pobres para un muelle que parece estar en el rango intermedio de un M110-M120, con resultados de crono entre 280 y 290 FPS.

Como habéis podido ver en las fotos, el pistón y el tappet plate son de policarbonato transparente. Si están hecho de la misma manera que en la familia SCAR L y en la HK416, que tras ver un gear abierto de éste último modelo tras unos 20 mil ciclos, parece que no hubiera andado nunca, mi sorpresa mayor ha sido que mientras que la cabeza del pistón es de aluminio y terminada en buena calidad, el espaciador es de plástico y no tiene rodamientos.

El cilindro es de calidad decente, a pesar del cromado y el pulido, y la cabeza del mismo es de plástico, pero como comenté con anterioridad, hacen un buen sello.

El nozzle es obviamente de diseño propio. Es muy similar al de un M4, a excepción de su longitud, que es casi del doble de lo normal. Después de probarlo, es muy consistente y tiene un 100% de compresión, con lo cual me siento satisfecho en ésta área, ya que en otros modelos de SCAR, como en el de CA, me encontré con la sorpresa de tener la misma longitud de nozzle, pero encontrarme con unas pérdidas de un 30% de aire soplado por el conjunto de compresión del gearbox, y me temía el mismo caso aquí..

Tal vez, el mayor punto débil de éste modelo sea el cableado. A pesar de ser de buena calidad, es para mi gusto demasiado justo en seccion, con un 18-20 si acaso en gauge. Funciona bien, pero definitivamente es una cosa a mejorar, sobre todo con el uso de baterías Lipo de alta descarga en C.

En cuanto al tema cargadores, tendrás que adquirir los de VFC, ya que no admite el uso de otros fabricantes, con lo que te limita a usar los hicaps de 500 bolas de VFC, o puedes adquirir un pack en caja de tres unidades de midcaps de 160 bolas, mejor opción tal vez, ya que presentan grips incluidos de serie, y es la única opción que hay para jugadores que practiquen milsim. Hubiera optado por una menor capacidad en éstos cargadores, ya que solamente te queda el poner menos bolas por cargador.

Rendimiento
FPS: 290-320 FPS
Alcance: 40-50 metros
A pesar de la poca potencia, después d ever el muelle que monta, las bolas van increiblemente rectas, como en el caso de las Marui, el llamado efecto Matrix. La precisión es excelente, haciendo blancos muy buens sobre figuras del tamaño de una persona humana, entorno a medias-largas distancias. La culata se adapta muy bien a la ergonomía del tirador, y te permite un buen agarre que contribuye al factor de consistencia del rifle.

En resumen
A pesar de todo estoy bastante impresionado con el SCAR-H de Vega Force
Company. Nadie puede negar que VFC hace unoa de las mejores y mas impresionistas copias del modelo real, aparte de otros de sus modelos, y como no, el SCAR-H no iba a ser la excepción. Este modelo de VFC es definitivamente el mejor con mucho de todos los modelos de la variante Heavy de SCAR que hay en el mercado. A pesar de la guía d emuelle de plástico sin rodamientos, el espaciador de plástico de la cabeza de pistón, los bushings de plástico, y el acabado interno general, no le hacen justicia al elevado precio que presenta encima que es un Vega Force Company.

Upgradeabilidad
Uno de los misterios más grandes de VFC, es que una vez que montas piezas de otros fabricantes, el fusil no funciona como salido de fábrica en la mayoría de los casos, siendo una lotería el poner o quitar piezas por otras, pero vayamos al grano. Al ser un gearbox V2, casi todo es upgradeble. Las únicas excepciones son por supuesto el gatillo y el nozzle. Esto te limita un poco pero de todas maneras, no creo que vayas a montar un kit bore-up para subirle los FPS. El uso masivo de espacio en los railes, significa que puedes usar y montar casi todo lo que te plazca: lanzagranadas de rail, cajas AN/PEQ-15, miras, puntos rojos, etc, y todo lo que encaje en railes de 20mm.
.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo por: Sniper